De reinas escocesas, colaboraciones alucinantes y complicidad.

En las floristerías, es fácil crear artículos para el blog… ¡todo lo que hacemos tiene el encanto y la belleza de las flores!

Sin embargo, en este caso, queremos ir más allá. Nos gusta decir que los floristas no vendemos flores… transmitimos sentimientos.

Y nos consideramos muy afortunadas de que nos elijáis para formar parte de cada etapa de la vida. Desde un nacimiento, el primer amor, el día de la boda, los aniversarios, cumpleaños, etc… hasta el día de la despedida, los floristas estamos ahí, intentando plasmar con palabras lo que se tiene dentro del corazón.

Por eso, cada día somos espectadoras en primera línea de historias bonitas, sencillas, asombrosas… cada una tiene su carácter, pero todas son únicas y especiales.

Así que, a partir de ahora, os vamos a dejar mirar por un agujerito eso que nosotras vemos a diario. Os vamos a contar la historia que hay detrás de cada arreglo, de cada entrega, de cada reparto. ¿Os gusta la idea? Allá vamos.

Hace unas semanas, hemos establecido una colaboración estrecha con una joven empresa con la que compartimos muchas cosas: nos encanta la personalización, trabajamos en el ámbito online y nos sentimos como pez en el agua creando diseños novedosos.

Esta empresa se llama Atelier 44 (atelier44.es es su web) y crean diseños alucinantes. Enseguida conectamos, y desde entonces todo son cosas bonitas y únicas.

Bueno, a lo que íbamos. Nos llegó un mail desde Canadá, de un cliente habitual, pero que esta vez quería algo especial.

Su hija, con raíces escocesas, vive en Zaragoza y cumplía 18 años, con lo que él quería algo de verdad emotivo y que pudiera hacer llegar todo su cariño desde tan lejos a su hija. Nos pidió si podríamos imprimir un título de Proclamación para ella y adjuntarlo a un arreglo floral que por colorido, retrotrajera a la verde Escocia.

Claro, pensamos enseguida. Sin problema, muchas personas nos mandan escritos especiales para acompañar las flores.

Sin embargo, a las pocas horas recibimos un mail pidiendo si por favor, podríamos añadir algún elemento hecho con tartán (es la típica tela escocesa de cuadros)

Pero no un tartán cualquiera, no… ¡el tartán del clan!

Creo que fue en ese momento en el que decidimos dar un giro a este pedido y construir algo de verdad único y emocionante.

Nos pusimos en contacto con el equipo de Atelier 44 y diseñamos un cuadro que contenía el tartán del clan escocés de la rama materna de la cumpleañera, el escudo de dicho clan, y el título de proclamación que su padre nos había hecho llegar.

El escudo está cortado a láser y cada pieza pintada por separado para después volver a unirlas.

Preparamos un trabajo floral con profusión de verdes y toques de color en rosa y lila, y nos dispusimos a la entrega.

No podéis imaginar cómo se le iluminó la mirada a Lady L (ya es lady, al cumplir los 18) y el papá nos dedicó unas palabras preciosas desde Canadá.
Poder crear estas sinergias entre elementos efímeros como son las flores y estos elementos permanentes que la persona puede admirar siempre, nos parece un privilegio, y sin duda, esta será la primera de muchas colaboraciones.

¡Hasta la próxima historia!

Deja un comentario